RAD750 fabricado por BAE Systems Electronics, Intelligence & Support

El Perseverance que se encuentra en este momento en el suelo de Marte, cuenta con una CPU con la máxima tecnología. El procesador de este robot explorador está basado en el PowerPC 750 que se lanzó a finales de 1997 y que se convirtió en pieza importante para iMac (G3) de colores que Apple lanzó en 1998.

La NASA publicó las especificaciones del rover Perseverance para la misión Mars 2020 hace tiempo. En su artículo dedicado al "cerebro" del rover explicaba cómo la computadora principal llamada Rover Compute Element (RCE) cuenta con dos unidades idénticas que permiten que el vehículo pueda seguir operando aunque una de las dos unidades falle.

El procesador es un RAD750 fabricado por BAE Systems Electronics, Intelligence & Support, una empresa especializada en la industria aeroespacial. Este procesador se lanzó en 2001 y como el resto de microprocesadores de la familia está preparado para soportar las radiaciones extremas a las que se enfrentan las misiones espaciales.

El RAD750 es básicamente un PowerPC 750 reorientado a este tipo de aplicaciones. Está CUPI está fabricada en fotolitografía de 150 o 250 nm y cuenta con 10.4 millones de transistores, una cifra muy modesta para los cientos e incluso miles de millones de transistores de los procesadores y GPUs actuales.

El RAD750 funciona a 200 MHz, lo que la NASA destaca indicando que esta es "10 veces la velocidad de los ordenadores integrados en los rover Spirit y Opportunity". Ese procesador cuenta con 256 MB de RAM, una ROM de 256 KB y una unidad de almacenamiento Flash de 2 GB.

Estos procesadores aunque pueden parecer obsoletos con los actuales, están preparados para soportar radiaciones extremas mientras se mantienen operativos, se estima que el valor estimado de uno de estos procesadores es de 300.000 dólares.

¡Entérate de lo mejor de las Noticias, el Entretenimiento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en FacebookInstagram y Twitter, @areanewyork