Museo Metropolitano de Arte, considera vender obras de arte

El Museo Metropolitano de Arte, más conocido como el MET, se plantea desprenderse de algunas piezas como “medida temporal” para subsistir ante la difícil situación económica que atraviesa.


El MET reabrió sus puertas a finales de agosto del año pasado con una instalación de Yoko Ono en su entrada. Sin embargo, esto no ha sido suficiente, generando un fuerte impacto en el patrimonio de la institución. No es la primera vez que el MET pone su arte a la venta, en el pasado el museo, que alberga obras de Van Gogh, Rembrandt, El Greco y Monet, entre otros, ya había vendido obras, pero con la intención de comprar otras. Ahora, lo haría para pagar salarios y poder subsistir.

El MET es el museo más grande de Estados Unidos, cuenta con un presupuesto de 320 millones de dólares anuales y en agosto de 2020 había despedido a más de 350 empleados de los 2000 que tenía, lo que significó una reducción del 20 por ciento de su personal. Esta reducción se explica, en parte, a que recibe poco dinero público y el fuerte de sus ingresos son donaciones.

Creado en 1872, el museo tiene más de dos millones de obras de arte de todo el mundo, repartidas entre más de 186 mil metros cuadrados. De julio de 2017 a julio de 2018 batió su récord de visitantes, con 7.36 millones de personas. Un número que parece difícil de repetir en el corto plazo.

La situación del MET no es ajena a la de otros grandes museos del mundo, como por ejemplo el Louvre de París, que cobra una entrada de 15 euros por adulto. En el último tiempo, el museo francés se las ingenio para atravesar los efectos económicos de la pandemia, apelando a estrategias de marketing como la promoción de mechandising vinculado al arte.

En 2018, los artistas Beyoncé y Jay-Z se apoderaron de las galerías, las escaleras, los pasillos y el patio principal del Louvre para producir el videoclip de la canción Apeshit, interpretada por The Carters, dúo que ambos integran. El video lleva cosechadas más de 200 millones de reproducciones. Se estima que los artistas pudieron haber pagado cerca de cincuenta y cinco mil dólares al día por el alquiler del espacio.

Una alternativa para el Louvre, fue gracias a los creadores de la serie de Netflix Lupin alquilaron el museo durante cinco días y noches. Según las autoridades del museo, "el costo del museo depende del proyecto".

¡Entérate de lo mejor de las Noticias, el Entretenimiento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en FacebookInstagram y Twitter, @areanewyork

 

 

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.