Caos por congestionamiento en las líneas de Long Island Rail Road

El pasado 8 de Marzo los usuarios del metro, vivieron el primer día de recortes de servicio por déficit presupuestario en las líneas Long Island Rail Road (LIRR) de MTA. Donde por medio de redes sociales se pudo evidenciar una situación que mostraba a los pasajeros parados hombro con hombro en algunos trenes, impidiendo cumplir las normas de distanciamiento social.

“Incidentes esporádicos y aislados de hacinamiento en algunos trenes en las horas punta de la mañana...Estamos trabajando para aumentar la capacidad agregando trenes cuando sea posible durante esos tiempos de mayor número de pasajeros”, dijo en un comunicado el presidente de LIRR, Phil Eng.

Pat Foye, presidente y director ejecutivo de la MTA, prometió devolver el servicio LIRR en el futuro y evitar medidas similares en el subterráneo de New York y Metro-North. “Esta financiación es crucial mientras trabajamos para levantar el número de pasajeros y recuperarnos de la pandemia”, dijo Foye en un comunicado previo, el fin de semana.

La reducción del servicio obedece a que el número de pasajeros de LIRR permanece 75% por debajo de los niveles por la pandemia, según la MTA; esta reducción tuvo como una gran congestión en los vagones.

La agencia ha defendido los “ajustes de servicio” activados el lunes como una medida necesaria de reducción de costos que también acelerará la construcción de proyectos ferroviarios. Pero los políticos y viajeros entre Long Island y NYC no están satisfechos con las explicaciones, y otros temen que el hacinamiento se repita en otros servicios de transporte público y aviación comercial.

¡Entérate de lo mejor de las Noticias, el Entretenimiento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en FacebookInstagram y Twitter, @areanewyork

 

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.