La conmovedora historia del perro que sacrificarían por sobrepeso

Kai es un Golden Retriver que pesaba más de 170 libras, no podía moverse con normalidad, ni realizar actividades sencillas, como correr o jugar, como cualquier otro canino.

Debido a su sobrepeso los antiguos propietarios del perrito decidieron que era “mejor” sacrificarlo. Sin embargo, el veterinario se negó y lo llevó a un refugio, donde rápidamente encontró un nuevo hogar.

Una mujer de buen corazón, Pam Heggie, adoptó a la adorable mascota y le cambió la vida de forma muy positiva. La nueva propietaria se dedicó al animal y optó por llevarlo al veterinario para ayudarlo a bajar de peso.

Los Golden Retriver por lo general pesan de 55 a 75 libras y Kai solía tener un sobrepeso severo. Afortunadamente, la persona que lo acogió le dio los cuidados adecuados y ahora luce una nueva y saludable figura.

Heggie llevó al canino al veterinario para que lo monitoreara de cerca e hiciera ejercicio. Finalmente, Kai logró perder 100 libras y actualmente es una mascota sana y activa. Además, se convirtió en un perro certificado y comenzó a hacer visitas al hospital inundado de amor a muchos pacientes.

¡Entérate de lo mejor de las Noticias, el Entreteniniento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter, @areanewyork

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.