Por qué es recomendable NO comer comida quemada

 

Cuando calentamos los alimentos a altas temperaturas y dejándolos que absorban el humo de la llama directa obtenemos compuestos tóxicos y cancerígenos.

En alguna ocasión hemos visto imágenes en las que se pueden apreciar distintos alimentos unas presentan un tono blanquecino, otras más dorado y otras quemadas en función del tiempo de cocinado que han sido sometidas. 

Hay personas que les gusta más doradas que a otras, por el contrario, hay personas que directamente les gusta los alimentos más tostados y el sabor a quemado, que se note que han estado «tostándose».

A pesar que a algunas personas les parezca de un buen sabor estas últimas, no sería saludable consumirlas. 

María Sanchidrián ( @sanatecomiendo ), dietista-nutricionista, dice y explica que la comida quemada o carbonizada no es buena para el consumo y aconseja mejor evitarla: «No se aconsejan las tostadas 'quemaditas' especialmente en comidas diarias como el pan, porque es un alimento de consumo diario y, en ocasiones, de varias veces al día. Si comes pan tostado 3 veces al día, y 1 ó 2 de ellas se te quema un poco y te lo comes, estás comiendo un alimento quemado todos los días».

Cuando la comida se queme un poco puedes retirar la parte negra y comer el resto.

 

Comida quemada

La experta en salud indica que la comida se quema en mayor medida cuando se hace en barbacoa y en este caso, retirar las partes negras y comer el resto no sería suficiente  «Al calentar los alimentos a altas temperaturas, con la llama directa y dejándolos que absorban el humo de la barbacoa , obtenemos compuestos tóxicos como la acrilamida en el caso de los alimentos ricos en almidón, y como aminas heterocíclicas (AHC) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) en el caso de la carne y el pescado», «Todas estas sustancias pueden dañar el ADN y aumentar el riesgo de cáncer», advierte.

Al parecer, en todos los casos el humo que absorben los alimentos no es saludable.

Claro que, hay que mirar bien algunos factores, no es lo mismo hacerte unas verduras a la brasa que unos chorizos o salchichas, o cualquier comida procesada que por sí misma no es recomendable ya que su consumo aumenta el riesgo de cáncer colorrectal, la cocines o no. 

En cambio, la verdura no tiene grasa ni proteína y no encontraríamos AHC, además de que contiene fibra y antioxidantes saludables. «Las barbacoas son de consumo más esporádico, o deben serlo», aconseja.

Alimentos con acrilamida

La acrilamida es un compuesto que se forma en los alimentos cuando están expuestos a altas temperaturas, este compuesto químico es considerado como «probablemente carcinógeno en humanos» por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1994. 

Este compuesto lo tienen en algunas cantidades alimentos como las patatas fritas, patatas 'chips', snacks de aperitivo, galletas, café , cereales de desayuno, bizcochos , tarritos para bebés y el pan en sus diferentes variedades, entre otros, dice Javier Martínez, tecnólogo de alimentos.

«Ya que las patatas y los cereales están entre los alimentos que más contribuyen a la exposición a acrilamida, es importante, por ejemplo no pasarnos del color dorado cuando elaboremos patatas fritas, no tostar en exceso el pan en la tostadora, o el bizcocho en el horno», es bueno disminuir el consumo de estos alimentos o reemplazarlos por unos más saludables como cereales o snacks saludables.



Fuente y créditos: ABC Bienestar

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.