Caterin Ibargüen, La Mejor Atleta del Mundo

La colombiana tuvo un año de ensueño en el que ganó los Juegos Centroamericanos y del Caribe, la Liga Diamante y la Continental Cup.

Antes de elevarse a ras de suelo, una sonrisa amplia y palmas a una tribuna que le devuelve el gesto en un cerrado aplauso. La colombiana Caterine Ibargüen, la mejor atleta del mundo en 2018, dio este año un salto a la posteridad con una marca personal.

La hazaña que le mereció el reconocimiento a la mejor atleta del año por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) fue el haberse coronado campeona en la Liga de Diamante tanto en triple como en longitud en dos ciudades diferentes con sólo 24 horas de diferencia.

"No puedo con mis piernas, me están temblando. Le dedico este premio a Colombia, al profesor Ubaldo. no puedo hablar", dijo la colombiana después de recibir el premio. "Colombia es un país que vibra con lo bueno que hace. Se sienten reflejados en que soy una cara buena que muestra el país tan grande que tenemos. El respaldo de Colombia, no sólo aquí, sino en toda mi carrera, es muy grande", añadió la atleta nacional, que se convierte en la primera colombiana en recibir este galardón.

Ibargüen nació en el municipio de Apartadó, en la convulsionada y empobrecida región del Urabá (noroeste), tristemente célebre por las masacres y los desplazamientos forzados originados por un conflicto armado de más de 50 años.

Aunque no reniega de sus orígenes, en reiteradas ocasiones ha mostrado su malestar con que se le llame la "pobrecita" que venció a la precariedad y la violencia.

Con 34 años, la saltadora colombiana ya es leyenda y su palmarés podría aumentar antes de su anunciado retiro tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.