La Conmebol anunció que el que River vs. Boca no se jugará en Argentina

La Conmebol tomó una decisión con respecto al River Plate vs. Boca Juniors. Los hechos de violencia que frustraron la final de la Copa Libertadores este fin de semana, provocaron que el máximo organismo del fútbol sudamericano decida que el superclásico no se juegue en Argentina

Fue confirmado con un anuncio oficial que la final de la Copa Libertadores deberá jugarse el domingo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu, lo que ha colocado a la ciudad de Madrid en el punto de mira.

"Conforme a los hechos de violencia ocurrido en Buenos Aires el 24 de noviembre, los cuales pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores… resulta prudente que el partido FINAL no se juegue en Argentina", señala parte del comunicado de Conmebol.

Asimismo, se confirmó con un anuncio oficial que la final de la Copa Libertadores deberá jugarse el domingo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu, lo que ha colocado a la ciudad de Madrid en el punto de mira. Lo que todavía es incierto es si será con público o a puertas cerradas.

Pese a esta decisión de Conmebol, todavía existe un reclamo presentado por Boca Juniors pidiendo que el partido no se juegue, alegando la agresión que sufrieron en los exteriores del Monumental de Núñez. Además, la unidad Disciplinaria de Conmebol abrió proceso contra River Plate y queda pendiente la sanción que pueda resolver.

"Lo ganan los jugadores en la cancha"

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, sacó un comunicado en la web oficial de la entidad, este lunes por la noche, en el que reclamó el apoyo de Boca y River para definir el partido en la cancha.

Además, en parte de las líneas se advierte una presión del dirigente hacia los argentinos, cuando les recuerda el pacto de fair play.

"A pesar del acuerdo previo de fair play firmado por los presidentes de ambos clubes finalistas y de todas las alertas emitidas desde Conmebol, a los responsables de la seguridad, el estadio y los alrededores fueron escenario de una violencia irracional y aparentemente impune, hacia los jugadores, el público, los niños y las familias que se acercaban pacíficamente, las autoridades, los vecinos. Los acontecimientos vandálicos fueron penosos. La barbarie que se ha venido apoderando de nuestro fútbol colocó muchas vidas en riesgo", escribió Domínguez. Más adelante, el dirigente escribe: "También hago un llamado a los dirigentes de River Plate y Boca Juniors, a que entiendan que la responsabilidad que tienen en sus manos va mucho más allá de solamente defender sus colores y los intereses de sus socios. Ante todo, tienen una responsabilidad hacia el fútbol sudamericano, muchas veces desvalorizado y criticado en nuestros países, pero apreciado en todo el resto del mundo". Les está pidiendo que acepten la reprogramación del partido, que será anunciada este martes, en las formas y fechas que decida la entidad.

"En la Conmebol que presido, el fútbol no se gana con piedras ni agresiones. Lo ganan los jugadores en la cancha. Y más en Sudamérica con la calidad de nuestros futbolistas. En la Conmebol que presido se juega respetando al rival, teniendo el fair play como visión en la cancha, en las gradas, en la dirigencia", agregó.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.