El Parlamento europeo rechazó la propuesta de reforma a la ley de derechos de autor

La aprobación de las nuevas reglas y los polémicos artículos fue rechazada por 318 eurodiputados.

El Parlamento Europeo rechazó el jueves el inicio de una reforma a la ley de derechos de autor. La propuesta para modificar la directiva de copyright europea buscaba aumentar los derechos de los titulares y mejorar sus ingresos, pero ha recibido fuertes críticas por parte de algunos fundadores de internet y gigantes tecnológicos.

La forma aprobación de la reforma tuvo 318 votos en contra, 278 a favor y 31 abstenciones.

El texto, un esfuerzo por plantear reglas de derechos de autor en tiempos de internet al que los eurodiputados solo podían otorgar consenso o rechazo (no podían plantear enmiendas), contemplaba dos artículos polémicos que buscaban aumentar la protección a autores de contenido y editoriales.

Los artículos 11 y 13 generaron discusiones alrededor de los usos de materiales protegidos y las capacidades técnicas para filtrar y bloquear contenidos que violaran los derechos de autor.

El artículo 11, que reglamentaba el llamado 'derecho de vecinos', buscaba que las plataformas digitales tuvieran que pagar a medios de comunicación y autores de contenido cuando reprodujeran información de su propiedad. De esta forma, servicios como Google News tendrían que pagar a los productores de las noticias. Ese requerimiento llevó a cerrar el servicio en países como España o Alemania. Pero la medida también habría impactado a portales o blogs agregadores de contenido aunque los usuarios hubieran podido compartir igualmente sin problemas enlaces a noticias gratuitamente en sus redes sociales.

El segundo artículo buscaba establecer una capacidad de filtrar contenido previamente para que las plataformas digitales se aseguraran de que lo publicado por los usuarios contara con los derechos para su reproducción. Materiales como fotos, canciones, obras de arte, entre otros, debían ser identificados y dados de baja antes de su publicación si no contaban con los permisos requeridos. Por ejemplo, si un usuario subía un video a YouTube con una animación de fotografías suyas, pero con una canción de fondo sujeta a derechos de autor, la plataforma habría tenido que bloquear la publicación, incluso aún antes de que el usuario llegara a publicarlo.

El artículo 13 causó gran prevención en grupos de defensa de derechos en internet ya que la creación de ese tipo de algoritmos que puedan filtrar previamente elementos sujetos a los derechos de autor implicarían el desarrollo de tecnologías que podrían vulnerar la privacidad y la libertad de expresión. Entre las voces que piden mayor discusión sobre las medidas para evitar "dañar a internet", se encuentran el pionero de internet Vincent Cerf, el creador de la World Wide Web Tim Berners Lee, Mitchell Baker, cofundador de The Mozilla Project y Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia, entre otros.

Los autores de la propuesta de reforma puntualizaron que el texto de la reforma excluía tanto "gifs" como "memes" y plataformas sin ánimo de lucro como Wikipedia. Sin embargo, la enciclopedia virtual en español protestó el miércoles contra la medida, dejando de prestar su servicio unas 36 horas.

Uno de los ponentes, el conservador alemán Alexander Boss, intentó convencer a la mayoría de colegas hasta el último minuto antes de la votación sobre la necesidad de votar a favor de proteger a los autores y en contra del "modelo de capitalismo y monopolio de Google, Facebook y Amazon".

Paul McCartney, James Blunt y Plácido Domingo, entre más de 1.300 artistas, habían pedido al Parlamento un voto favorable a la reforma.

La legisladora Julia Reda, del partido Verdes, quien ha encabezado la oposición al duro enfoque del comité, dijo que es hora de volver a diseñar la propuesta. "Estos planes ahora recibirán el escrutinio y el debate público que merecen esas medidas radicales", dijo.

Los detractores del proyecto de directiva consiguieron un millón de firmas en internet en contra de la futura ley europea. En redes sociales, usuarios expresaron sus posturas con la etiqueta "Salva tu internet" argumentando que video bloggers de videojuegos por ejemplo no podrían realizar sus contenidos o que los filtros necesarios para identificar contenidos protegidos serían una "censura previa", lo que en últimas podía cortar las alas a los pequeños proyectos y al internet abierto tal y como lo conocemos.

El parlamento ahora tendrá que revisar la propuesta para una votación en septiembre antes de comenzar las conversaciones con los países de la UE que ya han adoptado su propia posición.

"Pero la lucha está lejos de terminar. Tenemos que asegurarnos de que, en septiembre, el parlamento vote por una actualización de las normas de derechos de autor que proteja los intereses de los creadores al tiempo que salvaguarde los derechos de los usuarios de Internet ", puntualizó Reda.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.