Aumentan retrasos de casos en cortes de Inmigración en NY

Entre el área metropolitana de la Gran Manzana y Long Island hay unos 80,000 procesos pendientes en los tribunales, casi el 12% de todos los casos a nivel nacional.

Las cortes de Inmigración de Nueva York están a punto de reventar con el aumento constante de casos, lo que no solo ha empeorado los retrasos en los procesos pendientes sino que ha puesto a varios condados de la Gran Manzana y Long Island a la cabeza de los 100 lugares del país donde hay más inmigrantes esperando respuesta de los tribunales. Tres localidades del estado: Queens, Brooklyn y Suffolk, aparecen en la lista de los cinco condados con más casos.

Así lo reveló un reciente estudio elaborado por la oficina Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en el cual se determinó que a nivel nacional los retrasos en las cortes de Inmigración aumentaron un 11% en el último año, alcanzando un récord histórico de 667,839 casos pendientes reportados hasta diciembre pasado.

Y aunque los procesos están distribuidos en tribunales de más de 2,500 condados, el área metropolitana de Nueva York y Long Island suman unos 80,000 casos atascados en las cortes, lo que representa casi el 12% del total de procesos en todo el país.

Los procesos pendientes registraron aumentos entre el 6 y el 14% en la lista encabezada por Los Ángeles con 44,634 casos y el condado de Harris, en Texas, con 39,193, seguidos en Nueva York por el condado de Queens con 27,659 casos pendientes, Brooklyn con 15,922Suffolk con 13,127Nassau con 10,051 casosEl Bronx con 7,521Westchester con 4,789 y Manhattan con 3,577procesos. Staten Island ocupa la posición 97 de la lista con 1,400 casos.

Carlos Rodríguez, un mexicano que lleva dos años a la espera de una respuesta de Inmigración, tras un fallido intento de asilo y una orden de deportación pendiente, aseguró que hace unos días su abogado le comunicó que tendrá que esperar por lo menos un año más antes de recibir algún mensaje de la corte.

“Esta incertidumbre que se hace eterna es lo que más lo pone nervioso a uno, especialmente bajo el actual gobierno”, comentó el inmigrante, quien confiesa que irónicamente preferiría que su caso se haga más largo y se decida cuando el presidente Trump haya terminado su mandato. “Me espanta que algunos jueces puedan seguirle el juego al gobierno y nos saquen más rápido”.

Anthony Enriquez, abogado de la organización Caridades Católicas que ayuda a inmigrantes en sus procesos, admitió que los retrasos en las cortes se han sentido, y destacó que es casi imposible que “35 jueces que hay en Nueva York manejen más de 60,000 casos” con prontitud.

“Nueva York es uno de los estados que más inmigrantes recibe y el año pasado, bajo el presidente Trump, hubo aumento de arrestos por inmigración, lo que significa un aumento de casos para las cortes para hacer valer órdenes de deportación o casos nuevos. Es debido a ese aumento de casos que se están viendo más retrasos”, comentó el abogado. “Para poner un ejemplo, si alguien llega en enero de 2018 y pone un caso en la corte de Inmigración, no va a recibir una cita sino hasta el 2022 quizá”.

Una mala movida

El defensor también mencionó que otra de las razones por las que han incrementado los retrasos es que el Gobierno federal ha movido algunos jueces a la frontera para tratar de evitar que nuevos inmigrantes indocumentados se queden.

“Eso y otras medidas administrativas del gobierno lo que muestra es una falta de estrategia y al querer mandar un mensaje a quienes están por venir, moviendo a los jueces, lo que están haciendo es demorando muchísimos los casos vigentes”, dijo Enriquez.

 

“Tampoco ha habido aumento de más jueces para manejar estos casos. Ellos tienen el mismo nivel de recursos de antes, las mismas personas y el mismo apoyo. Están tratando de hacer más casos sin recursos suficiente para darle un debido proceso a todos los inmigrantes”.

El informe también deja ver que si en Nueva York llueve, en Nueva Jersey no escampa, y condados como Middlesex, Bergen, Hudson, Union y Essex, suman más de 21,000 casos pendientes.

Susan B. Long, codirectora de la oficina que realizó el reporte, destacó que dentro de los casos que están en manos de las cortes de Inmigración, muchos podrían calificar para solicitar asilo u otros alivios migratorios que les permitieran permanecer en el país de manera legal.

Donna Lieberman, directora ejecutiva de Unión de Libertades Civiles Nueva York (NYCLU) señaló que la gravedad de los retrasos en las cortes de Inmigración va más allá de los individuos que tienen casos pendientes y criticó el creciente aumento de acciones de ‘La Migra’, como un detonante más del problema.

“Las largas demoras judiciales significan que los inmigrantes esperan meses y años en el limbo, incapaces de hacer planes a largo plazo para sus familias, mientras que su estatus sigue siendo incierto”, comentó Lieberman. “Para las personas que están detenidas, estas demoras son especialmente devastadoras, ya que las familias pierden su sustento y quienes velan por ellos.

Casos pendientes en Nueva York

  • 80,000 casos pendientes en todo el estado.
  • Queens: 27,659 casos. Aumento del 8% en el 2017.
  • Brooklyn: 15,922 casos. Aumento del 6%
  • Suffolk County: 13,127 casos. Aumento del 6%
  • Nassau County: 10,051 casos. Aumento del 6%
  • El Bronx: 7,521 casos. Aumento del 14%
  • Westchester County: 4,789 casos. Aumento del 9%
  • Manhattan: 3,577 casos. Aumento del 9%

En Nueva Jersey

  • Middlesex County: 3,207 casos. Un aumento del 18%
  • Bergen County: 3,532 casos. Un aumento del 17%
  • Hudson County: 4,609 casos. Un aumento del 14%
  • Union County: 4,787 casos. Un aumento del 14%
  • Essex County: 5,978 casos. Un aumento del 17%
  • 11% fue el aumento de los retrasos en las cortes a nivel nacional
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.