Restablecen servicio regular del Subway de NY tras “verano del infierno”

Los trabajos de reparación continuarán hasta junio de 2018, pero sólo se realizarán los fines de semana.

Tras ocho caóticas semanas llenas de retrasos, cambios en el trayecto normal de los trenes y todo tipo de incidentes en el Subway, el “verano del infierno” parece haber llegado a su fin.

Después de que Amtrak concluyera el pasado jueves el intenso proyecto de reparación de víasllevado a cabo durante el verano, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) volvió a poner en marcha el martes el servicio regular de trenes en la ciudad, una medida que, según las autoridades, facilitará el desplazamiento de los neoyorquinos considerablemente.

Esta  vuelta a la normalidad también beneficiará a los usuarios del Long Island Railroad (LIRR), cuyo servicio sufrió una reducción del 20% a principios del verano, y a los usuarios de las líneas Morris y Essex en Nueva Jersey, que ya no tendrán que cambiar de tren en Hoboken.

El infierno que han vivido los vecinos de la ciudad durante estos meses ha igualado e incluso ha sobrepasado las previsiones establecidas en primavera por el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, quien aseguró que reducir el servicio para reparar el sistema “podría dar lugar a una situación crítica”. “Prepárense para un verano infernal”, aseguró el político, acuñando la ya famosa frase empleada en todos los noticieros para referirse al estado del Subway.

Lo curioso es que, ahora que el servicio ha vuelto a la normalidad, muchos usuarios ya no se muestran tan críticos con los incidentes que se han repetido durante estos meses y, de hecho, algunos han asegurado que el ‘verano del infierno’ no ha sido tan malo.

“El recorrido desde mi casa en South Orange, New Jersey, hasta mi trabajo en Rockefeller Centerha sido física y mentalmente agotador, pero lo bueno es que me ha servido para apreciar las dificultades a las que hace frente la gente para llegar a su trabajo. ¡Y le he cogido mucho cariño a Penn Station!”, afirmó una usuaria al Times.

“Pese a que al principio no me gustó nada la idea de tener que salir 20 minutos antes de mi casa para coger el tren, lo cierto es que este cambio en mi rutina me ha permitido llegar la primera al trabajo y me ha regalado muchos momentos de tranquilidad antes de empezar la mañana. ¡Creo que voy a seguir madrugando más!”, aseguró otra mujer.

 

La gran mayoría de los usuarios del Subway, sin embargo, continúan indignados con la MTA y con las dificultades a las que han tenido que enfrentarse día tras día.

“Gracias a Dios que se ha terminado. Mi jornada laboral comienza a las 7 a. m. y las reparaciones me obligaban a salir de mi casa a las 4 a. m. para llegar a tiempo al trabajo”, afirmó John Romero, vecino de Hackensack, Nueva Jersey, a CBS News.

Según fuentes oficiales, los equipos de Amtrak han instalado un total de 1,800 pies de vías y 897 amarres a lo largo del verano, una cantidad suficiente para llenar seis estadios de fútbol. “Pese a que muchos usuarios han tenido que ajustar sus horarios personales, nuestra prioridad siempre ha sido ofrecerles alternativas para perjudicarles lo menos posible”, afirmó Gary Williams, ingeniero de Amtrak.

Las reparaciones de las vías no cesarán hasta junio de 2018, aunque a partir de ahora las obras tendrán lugar únicamente durante los fines de semana para no causar problemas a los usuarios ni alterar el servicio.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.