¿Cuál es la mejor consola de videojuegos: Xbox, PS4 o Nintendo Switch?

¿Está pensando en comprar? Conozca las principales fortalezas y debilidades de estos dispositivos.

La batalla por conquistar el mercado de los videojuegos no da tregua. Aunque la PlayStation 4, de Sony, y la Xbox One, de Microsoft, llegaron al mercado, por primera vez, a finales del 2013, el año pasado las dos empresas actualizaron sus respectivas consolas para volver a seducir al mercado. Y, a comienzos de marzo, Nintendo asombró con su nueva apuesta, la Nintendo Switch. Su principal atractivo es su versatilidad: se puede usar como consola de sobremesa o como dispositivo portátil. Si ya tomó la decisión de comprar una, pero no está seguro de a cuál apostarle, aquí analizamos las tres alternativas para ayudarlo a hacer la mejor elección.

Sony presentó dos nuevas ediciones de su consola el 7 de septiembre del 2016: la PlayStation 4 Pro y la PlayStation Slim.

La primera apela a usuarios que busquen mayor potencia y mejores gráficos. Introduce un procesador AMD Jaguar de ocho núcleos que es tres veces más poderoso que el utilizado en la consola original lanzada en el 2013. Así mismo, se le añadió 1 GB de memoria para agilizar la ejecución de aplicaciones como Netflix o Skype.

En el apartado de video, soporta la reproducción de videojuegos en 4K y con HDR. Por otro lado, incorpora tres puertos USB 3.1, un puerto HDMI 2.0 (esto es vital si se quiere jugar en resolución 4K), y maneja conectividad Bluetooth 4.0.

Todo esto supone una mejora sustancial en todas las cualidades de la consola original aunque es más grande: 3 cm más ancha, 4 cm más larga y 2 cm más alta.

No existen juegos exclusivos para esta edición de la consola, sino que algunos de los juegos de PS4 han introducido mejoras en el apartado gráfico para aprovechar la potencia adicional. En ese sentido, lo mejores títulos son: Horizon Zero Dawn, Resident Evil 7, The Last Guardian, Battlefield 1, Hitman, The Last of Us Remasterizado y Rise of the Tomb Raider.

Para jugar en línea, debe adquirir una membresía llamada PlayStation Plus. Los usuarios obtienen seis juegos gratuitos cada mes y descuentos en algunos títulos.

PlayStation 4 Slim
En esencia, se trata de un rediseño de la consola original, en especial en términos de altura y peso. Es 1,3 cm más delgada y pesa 0,7 kg menos. Incluye dos puertos USB 3.1 y HDMI 1.4. Tiene los mismos componentes internos de su precursora. Hay una versión de 500 GB y una de 1 TB de disco duro.

Juegos infaltables: Uncharted 4, Bloodborne, Final Fantasy XV, Resident Evil 7, Doom, Metal Gear Solid V y Overwatch.

Xbox One S
Microsoft anunció la Xbox One S durante la feria de videojuegos E3, a mediados del 2016. Se destaca por su diseño. Si la versión original de la consola parecía un viejo VHS negro, esta describe una apariencia compacta y es de color blanco. La Xbox One S tiene el mismo procesador gráfico de la Xbox One original, un AMD Radeon a 853 MHz. No es tan potente como una PS4 Pro, ni permite disfrutar de videojuegos en 4K, pero sí soporta HDR y es capaz de reproducir películas de Blu-Ray con calidad 4K.

Su sistema operativo recuerda a Windows. Opera con un sistema de ventanas que facilitan el manejo de múltiples tareas al mismo tiempo. Por ejemplo, usted puede reproducir un video tutorial en YouTube mientras mantiene abierta su sesión de Forza Motorsports en otra.

Microsoft ha fortalecido el catálogo de juegos con dos iniciativas: retrocompatibilidad (más de 320 juegos de Xbox 360, la generación anterior de la consola, se pueden instalar y disfrutar en Xbox One) y Xbox Play Anywhere, un modelo que permite jugar títulos, adquiridos en Xbox One, en cualquier PC con Windows 10 sin costo adicional.

Nintendo Switch
La Nintendo Switch sigue la filosofía de la firma japonesa: no importa la potencia, sino la experiencia de juego. Con tal premisa en mente, diseñaron una consola cuyo distintivo es que se puede usar como sistema de sobremesa o como dispositivo portátil. Fue lanzada el 3 de marzo. La Nintendo Switch tiene una pantalla táctil de 6,2 pulgadas LCD con resolución de 1.280 por 720 pixeles. Viene con 32 GB de almacenamiento expandible con tarjetas MicroSDXC. Opera con un procesador Nvidia Tegra X1 sin modificaciones.

Tiene dos parlantes en la parte inferior y un puerto de 3,5 mm en la parte superior. En la parte trasera hay un soporte que sirve para apoyar la consola sobre cualquier superficie. Maneja dos controles inalámbricos llamados Joy-Con. Si el jugador no gusta de los mismos, puede adquirir un mando profesional que se vende por separado.

En su modo portátil, la consola tiene una autonomía de entre 2,5 y 6 horas. Los juegos se pueden comprar en forma de cartuchos o en versión digital y en los próximos meses, veremos títulos como Elders Scroll V: Skyrim, Fifa 18 y, probablemente, Resident Evil 7. Para diciembre se espera la llegada del nuevo Super Mario Odyssey.

En la segunda mitad del año también se lanzará un modelo de juego en línea por suscripción similar a PlayStation Plus y Xbox Live Gold.

Por ahora, la Nintendo Switch no soporta aplicaciones adicionales como Netflix, YouTube o algún tipo de navegador. Solo sirve para jugar.

Estos son algunos de los juegos que la acompañan en estas primeras semanas en el mercado: Legend of Zelda: Breath of the Wild, Super Bomberman R, 1, 2 Switch, Just Dance 2017, y Snipper Clips, entre otros.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.