Consejos para Tener una Piel Deslumbrante

Deshidratación, resequedad, pérdida de luminosidad, irritación... En otras palabras, sentir y verse la piel marchita es frecuente tras someterla a las agresiones físicas, químicas y del medio ambiente que la afectan incluso en tiempo de vacaciones. "Por eso requiere con urgencia un método de desintoxicación y limpieza profunda que le ayude, entre otras, a combatir los puntos negros, manchas y erupciones, así como la opacidad y la acumulación de células muertas", advierte Laura Chacón-Garbato, licenciada en estética y experta en cuidado de la piel.

Este órgano, el más extenso del cuerpo, es sensible y reacciona cuando se ve expuesto a agresores externos como climas extremos (calor, aire acondicionado, frío y calefacción) así como al uso de productos irritantes y, por supuesto, se afecta también cuando no le das la cantidad suficiente de agua para mantenerlo hidratado.
 
¡Manos a la obra!
  1. Una buena forma de calmarla es aplicando productos que contengan manzanilla o té verde. Para hidratarla se recomiendan productos con ácido hialurónico, CQ10 (sustancia con propiedades hidratantes y con efecto de volumen en el tejido) y vitamina c para recuperar la luminosidad.
  2. "A la piel le puedes retirar rastros de maquillaje y otros residuos con limpiadores libres de jabón o con agua micelar. Otras opciones son las cremas o geles", aconseja María Isabel Fuentes, directora de Assul Spa.
  3. Ahora bien, si quieres hacerte un peeling o someterla a un procedimiento estético agresivo, lo más prudente es esperar a que se calme para no lastimarla.
  4. Para mejorar su textura y darle un aspecto más suave y luminoso, te conviene retirar las células muertas con exfoliantes o scrubs caseros una o dos veces por semana. 
    Recupera su brillo e hidratación con aloe vera. A una pequeña cantidad le puedes agregar miel o un poco de aceite de coco vegetal.

Soluciones caseras, ¿buenas o malas?

Las mascarillas caseras ayudan a mantener la piel del rostro y el cuerpo en buen estado y son tratamientos de fácil elaboración y aplicación, con ingredientes al alcance de todas, sin necesidad de salir de casa porque, por lo regular, tenemos los productos en la alacena y las mezclas son sencillas y rápidas de hacer. 

Sin embargo, es conveniente también incluir ingredientes de alta tecnología, "porque los productos científicamente desarrollados tienen la ventaja de ofrecer beneficios adicionales", dice Ximena Quintero, de Cromantic. Según Yamileth Bermúdez, entrenadora nacional de Fedco, "las mascarillas naturales preparadas con frutas u otros alimentos, aunque son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, en el momento que se exponen al oxígeno pierden sus propiedades porque se oxidan". 

Por eso recomienda también las de preparación industrial, "porque tienen conservantes que guardan las propiedades de cada mascarilla obteniendo un resultado real en el beneficio que se espera en la piel".

Hay muchos ingredientes derivados de la naturaleza que pueden ser benéficos para la piel. El aloe es uno de esa selecta lista que siempre debe ser considerada para tratar y dar alivio a la piel tras largas exposiciones al sol, frío o viento.

La vitamina C es otro ingrediente fantástico para el cuidado de la piel. Puedes encontrarla en frutas cítricas como las naranjas y los pomelos. Es una fuente de antioxidantes que nos protege de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro. Por eso los alimentos ricos en esta vitamina no deben faltar en tu dieta y algunos de ellos, como las naranjas, puedes incluirlos en mascarillas de limpieza de la piel de cara y cuerpo. Eso sí, evita exponerte al sol si usas cítricos porque corres el riesgo de que se te manche la piel.

Tras las vacaciones, lo más indicado es que uses una mascarilla para desintoxicar. Puedes usar aceite de oliva o aceite de coco con miel y jugo de limón. Aplica esta mascarilla en una capa delgada de manera uniforme, déjala secar entre 10 y 15 minutos y enjuaga. 

Otra forma de lograr luminosidad es con yogur natural, que al ser rico en grasas, ácido láctico y proteínas, te limpia y desintoxica la piel. Aplícalo con un ligero masaje para que te ayude a aflojar cualquier rastro de suciedad. Déjalo durante un par de minutos y retira con agua tibia. Es perfecto como limpiador facial.

Para eliminar toxinas, tratar irritaciones y enrojecimientos, la arcilla bent onita mezclada con un poco de agua es muy recomendable.

¡Entérate de lo mejor de las Noticias, el Entreteniniento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en FacebookInstagram y Twitter, @areanewyork

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.