Consejos de Alimentación para los Adultos Mayores

La pérdida de masa muscular es parte del envejecimiento en el ser humano. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyen que ese fenómeno comienza en los hombres, a partir de los 50 años. En las mujeres llega con la menopausia.

Desde entonces, se pierde entre un 1% y un 2% de masa muscular al año. Y si la persona no ha tenido la correcta alimentación (y su dieta es de poca fibra y proteína y muchas grasas y azúcares) y actividad física (al menos 30 minutos de actividad física al día), esta pérdida podría ser aún mayor (cerca del 3% al 4% cada año).

No obstante, hay formas de contrarrestar esa pérdida muscular, propia de la edad y, proteger esos tejidos.

Una de ellas es aumentar el consumo de proteína.

“Una persona de más de 50 años debería consumir un gramo de proteína por kilo de peso”. Una persona de 60 kilos entonces debería consumir unos 60 gramos.

Lo ideal es dividir el consumo de proteína durante todo el día. Por ejemplo, dos huevos o un bistec del tamaño de la palma de la mano dan 15 gramos de proteína. También hay fuentes de proteína vegetal, como la avena, los garbanzos, las lentejas, la quinoa o los champiñones.

La alimentación con ‘batidos de proteína’ no es necesaria, a no ser que un médico o nutricionista lo consideren necesario, especialmente si la persona tiene mucha deficiencia nutricional.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.