Consejos para Dormir Corrido toda la Noche

Para combatir el insomnio es importante seguir una rutina y convertir el dormitorio en un lugar de reposo

El descanso es algo imprescindible en nuestra salud física y mental. No sólo importa cuánto dormimos, sino cómo lo hacemos. Nuestro cuerpo necesita dormir para rendir al día siguiente. Y es que escatimar sueño tiene un precio.

El doctor Neil Stanley, experto en Sueño de Vispring, señala que "dormir es vital para una adecuada salud mental, psicológica y física", y añade que "la falta de sueño está asociada con un mayor riesgo de enfermedades coronarias, diabetes, obesidad, falta de motivación y malos reflejos, mal humor, irritabilidad y depresión".

Los expertos en la materia aconsejan seguir una serie de pautas o hábitos a la hora de dormir que, si se llevan a cabo correctamente, pueden significar un punto de inflexión en el éxito a la hora de dormir:

La cama debe de ser cómoda, con un colchón adecuado a las medidas de cada persona. Hay que tener en cuenta que éste es uno elementos principales para lograr un descanso correcto.

Evita tener un reloj a la vista en la habitación ya que inconscientemente lo mirarás y aumentarás la sensación de que no puedes dormir.

Identificar elementos perturbadores del sueño en el entorno (estrés, malos hábitos en el día a día, etc.), ser conscientes de que existen e intentar eliminarlos.

Concienciarse de que para irse a dormir, cuerpo y mente deben estar relajados.

Evitar siestas largas (como mucho entre 10 y 15 minutos), ingestas dificultosas y el alcohol o el café antes de dormir.

No utilices la cama para trabajar, comer, ver la televisión o estudiar... Sólo para dormir.

La habitación debe de constituirse como una especie de "santuario" y el ambiente tiene que ser relajante (hay que dejar a un lado los aparatos electrónicos). Mantén tu habitación a una temperatura confortable y mantenla a oscuras durante el sueño.

Cena moderadamente y al menos una hora antes de acostarte. Si te vas a dormir con hambre o demasiado lleno será muy difícil conciliar el sueño.

El Dr. Stanley afirma que no es tan importante la cantidad de horas que se duerma, sino la calidad de ese tiempo. "Es un mito que se necesiten 8 horas diarias de sueño, depende de las condiciones de cada persona", comenta el Doctor, que añade "algunas personas funcionan bien con tres horas, mientras otros necesitan once. Para mí, una buena noche de sueño es la que te deja fresco por la mañana y más productivo durante el día".

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.