New York Sube la Edad de Permiso para Consumir E-Cigarettes

A partir de la semana próxima entrará en vigor en Nueva York la nueva ley que aumenta a 21 años la edad mínima para comprar tabaco y cigarrillos electrónicos, de acuerdo al comunicado del gobernador del Estado, Andrew Cuomo.

"Estamos tomando medidas agresivas para asegurar que décadas de progreso que hemos hecho para combatir la adicción al tabaco no se deshagan con un fuerte aumento en el uso de cigarrillos electrónicos entre los neoyorquinos más jóvenes", indicó Cuomo en un comunicado.

Recordó que datos del Departamento de Salud señalan que cerca del 40% de los estudiantes de último año de escuela superior y el 27% en general de los estudiantes de escuela superior vapean y que ese aumento es impulsado en gran medida por los líquidos con sabor que se agregan al cigarrillo electrónico.

En 2014 el vapeo entre los estudiantes de escuela superior era de 10,5% pero en 2018 se registró un 160% de alza entre los usuarios del cigarrillo electrónico, cuando se colocó en 27,4%.

De acuerdo con el gobernador, para evitar que se vendan estos productos a menores de 21 años, la policía estatal junto con el Departamento de Salud realizarán investigaciones encubiertas a través del estado.

Desde que el gobernador firmara la ley en junio y hasta el pasado 1 de noviembre se habían realizado más de 1.700 inspecciones en establecimientos, indicó además en el comunicado.

Recordó además que los que violen esta nueva ley están sujetos a sanciones penales y civiles.

Hasta el pasado junio, 16 estados y más de 400 localidades habían adoptado leyes sobre la edad mínima para comprar tabaco a los 21 años.

 

¡Entérate de lo mejor en de las Noticias, el Entreteniniento, Música y Lanzamientos, Eventos y más! Síguenos en FacebookInstagram y Twitter, @areanewyork

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.